Home » Destacados » Poder Popular: Voces de nuestros referentes
PPVoces

Poder Popular: Voces de nuestros referentes

Marina Cappello (Marcha Guevarista del Pueblo), Jorgelina Matusevicius (OP La Caldera), Suyai Lutz (OP Hombre Nuevo) y María del Carmen Verdú (Izquierda Revolucionaria), referentes de Poder Popular, desarrollan la propuesta de la naciente Corriente de Izquierda .

¡No a la baja! Ningún pibe nace chorro

Por María del Carmen Verdú

La cuenta es sencilla: en Argentina, la mayoría de los jóvenes son pobres, y la mayoría de los pobres son jóvenes. Por eso los gobiernos antipopulares necesitan disciplinarlos desde la cuna, para que aprendan de chiquitos que las cosas son como son, y no tenemos derecho a soñar con un mundo que sea diferente. Por eso descargan las balas del gatillo fácil, los aprietes y las torturas sobre los chicos y chicas de nuestros barrios, por eso los quieren embrutecer y reclutar como mano de obra esclava para la criminalidad que ellos administran, por eso cada vez que pueden salen a pedir que niños y niñas sean tratados penalmente como si fueran adultos.

Cuando nos dicen que los pibes y pibas tienen la culpa de todo, respondemos que lo que tienen es el futuro obturado por culpa de los que les roban el presente. Peligrosa no es la visera, ni la pinta, ni el barrio. Peligroso es este sistema, que nos mata un pibe por día, que criminaliza al que no tiene, para defender los privilegios del que tiene todo sin haber trabajado un solo día en su vida.

Poder Popular –Corriente de Izquierda- se planta contra la baja de la edad de imputabilidad, y te convoca a defender a esos pibes y pibas, que no son peligrosos, están en peligro.

Contra la precarización de nuestras vidas

Por Jorgelina Matusevicius

Desde Poder Popular -Corriente de Izquierda- luchamos por condiciones de vida dignas para el pueblo trabajador. Los problemas sociales que sufrimos tienen su origen en un injusto y desigual sistema social.

Hace años que venimos peleando para dar respuesta a nuestros problemas de salud, educación, vivienda, transporte e infraestructura. Desde abajo, organizándonos generamos proyectos productivos, defendimos nuestras fuentes de trabajo recuperando empresas, construimos escuelas populares, jardines para niños, proyectos de salud, proyectos de vivienda social.

En estas experiencias se expresa otro proyecto de país, un proyecto que busca la socialización de la riqueza que nosotros mismos producimos, donde se ponga en el centro a las personas y no la ganancia empresaria. Por eso necesitamos una alternativa política que fortalezca la lucha cotidiana que damos por mejorar nuestra vida. Esto se logra con protagonismo, ocupando las calles, organizándonos y con una expresión política que canalice ese proyecto alternativo de país que tenemos los trabajadores en la Argentina. Buscamos fortalecer y hacer crecer el poder de los y las de abajo, para que dejen de gobernar los mismos de siempre.

Ni una menos

Por Suyai Lutz

Durante 2016 unas 322 mujeres fueron asesinadas y más de cien murieron en situación de aborto en condiciones inhumanas. El recorte y ajuste sobre las áreas de protección, cuidado y salud de mujeres son una clara demostración política que no es prioridad asegurar una vida digna y plena de mujeres y colectivos disidentes. Aún hoy estamos obligadas al abandono ante situaciones de violencia y somos expuestas a una burocracia judicial que otorga libertad a femicidas mientras condena a la cárcel a aquellas que se defienden del abuso y la violación.

¿Cuántas mujeres y niñas más tienen que desaparecer para que las redes de trata dejen de funcionar gracias a la complicidad estatal? ¿Cuántas más deben morir en la pobreza y precariedad para que tengamos derechos como trabajadoras?

Nosotras decimos basta y luchamos día a día para que decir Ni Una Menos sea una realidad. Para que la ley de prevención y erradicación de las violencias n° 26.584 se aplique en todo el país con un presupuesto real que garantice la construcción de refugios para las mujeres en situación de violencia. Queremos el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, y para esto es necesaria la separación de la iglesia y el Vaticano del Estado. Queremos nuestros derechos como trabajadoras, igual salario por igual trabajo y que se implemente el cupo laboral trans.

Vivas y libres nos queremos. Basta de violencia machista ¡Que el patriarcado y el capitalismo caigan juntos!

Pleno y digno, el trabajo para el pueblo argentino

Por Marina Cappello

Desde hace un año el gobierno de los ricos viene profundizando el saqueo y la explotación en nuestro país a través del ajuste y la represión a nuestro pueblo. Los trabajadores tienen sus salarios “devorados” por la inflación, mientras las direcciones burocráticas negocian con la patronal firmando paritarias a la baja por lo que los salarios jamás superan la inflación y están al nivel de la canasta familiar. Si esto es así para los trabajadores en blanco, ni hablar de los precarizados y de la emergencia social que viven los desocupados.

Es urgente que se implementen políticas de pleno empleo para las 18 millones de personas que están en condiciones de trabajar en nuestro país. Que se prohíban los despidos y se reincorporen los trabajadores despedidos, que se eliminen las leyes de flexibilización laboral y se termine con la tercerización, y que se ejecute el pase a planta permanente a todos los precarizados. Sin estas medidas no es posible lograr el trabajo digno y pleno empleo para todo nuestro pueblo.

Desde Poder Popular luchamos por la organización de los trabajadores y el conjunto del pueblo en cada lugar de trabajo, en las barriadas y universidades, exigiendo un plan de lucha y un paro nacional para frenar esta avanzada del gobierno de los ricos, y construyendo una alternativa política por una argentina sin hambre y explotación.