Home » Sin categoría » El gobierno de Macri entrega el 4G al Grupo Clarín 

El gobierno de Macri entrega el 4G al Grupo Clarín 

64863_web-nextel-650x450

En una escandalosa decisión, el Ejecutivo habilitó el uso del espectro para Nextel sin que este tuviera que pagar un sólo centavo. Una nueva medida que beneficia al holding de Magnetto y atenta contra la libertad de expresión.

El gobierno de Mauricio Macri dio un nuevo paso para beneficiar al Grupo Clarín: además de ser el principal recaudador de pauta oficial y darle el apoyo completo del Ministerio de Trabajo en el conflicto que mantiene en el taller AGR-Clarín (donde despidió a la totalidad del personal bajo el argumento de una supuesta crisis), ahora se publicó en el Boletín Oficial el ingreso de Nextel -la telefónica del holding- para poder operar en el mercado del 4G sin que tuviera que pagar ni un solo peso por el uso del espectro, a diferencia de sus competidores. que pagaron 427 millones de dólares.

La resolución fue fuertemente cuestionada por Telefónica, quien amenaza con ir al CIADI para reclamar un resarcimiento. A cambio, el gobierno quiere ofrecerle a la empresa de capitales españoles que pueda entrar en el mercado de las cableoperadoras.

De este modo, el Ejecutivo busca dar marcha atrás con las tibias regulaciones que introducía la ley de servicios de comunicación audiovisual y dejar el mercado librado a merced de los monopolios que se fortalecen como nunca con estas politicas. El llamado “triple play” -telefono, cable e internet- es un negocio largamente reclamado tanto por parte de Telefónica como del Grupo Clarín.

En simultáneo a esta decisión, se “licitaba” en forma sumamente irregular los derechos de televisación del futbol entre ESPN y Fox-Turner, otros dos “pesos pesados”.

La liberalización del mercado de las telecomunicaciones, al igual que el resto de la tan mentada desrgulación económica, no traerá una mayor calidad ni profesionalización del servicio como quiere pregonar el gobierno. Por el contrario, las y los trabajadores seremos los que pagaremos los platos rotos sometidos a los designios y voluntad del lucro privado.