Home » Destacados » Cuatro reinstalaciones en ESPN: Profundizar la lucha contra los despidos en TV
670aba5840e04dd1d53adae7c089676a

Cuatro reinstalaciones en ESPN: Profundizar la lucha contra los despidos en TV

Cuatro reinstalaciones en ESPN

Profundizar la lucha contra los despidos en TV

La lucha de la Comisión de Despedidos de ESPN marca un camino para enfrentar los despidos en TV, donde las patronales aprovechan la zona liberada del gobierno de Macri para avanzar sobre las fuentes de trabajo y también sobre las condiciones laborales. Los despidos en ESPN, Ideas del Sur y Non Stop, son parte de esa avanzada empresarial.

 

Avance contra el convenio colectivo y persecución sindical

Las empresas de TV aprovechan la “zona liberada” que otorga el macrismo para despedir y ajustar sobre el conjunto de las y los trabajadores. Mientras Macri sostiene que los convenios colectivos del siglo XX son obsoletos, la multinacional ESPN Disney despide doce trabajadores del sector jornada discontinua, donde se resiste desde hace años el convenio colectivo 131/75, precisamente del año `75 y que contrasta con el sistema de tercerizadas que la empresa pretende aplicar a través de convenios a la baja y distintas formas de contratación precarias y flexibilizadoras. Es parte de la reforma laboral que pretenden llevar adelante el macrismo y los empresarios para ajustar sobre las conquistas históricas de los trabajadores de nuestro país.

A su vez, es una política de persecución sindical contra todos esos activistas que pelean desde hace años por defender sus derechos y cuatro de ellos fueron candidatos a delegados por la Lista Gris –opositora a la Azul y Blanca, el oficialismo en el SATSAID-, en las dos últimas elecciones de Comisión Interna en la empresa.

El conflicto sigue abierto

El ejemplo de la Comisión de Despedidos y la política que impulsó la Agrupación Blanca y Negra de TV fue el de unificar la lucha y los reclamos de todos los trabajadores de la empresa para salir a pelear. Esto implicó, en primer lugar, la necesidad de hacer eje en las reivindicaciones que eran sentidas por el conjunto y no solo por el activismo, como el ataque al convenio colectivo. Además, se promovió la movilización del sindicato, más allá de las diferencias con su conducción, ya que sólo con la lucha del conjunto era posible quebrar la política de la empresa. En el marco de la conciliación obligatoria que la empresa violó, ya que nunca convocó a los despedidos a trabajar, se mocionó y votó por unanimidad en cada asamblea la necesidad de acompañar las audiencias con la movilización de los trabajadores de ESPN junto a compañeros del gremio y el sindicato.

A su vez, frente a la pasividad del sindicato la Comisión de Despedidos desarrolló una campaña para que se haga público el conflicto, de volanteada en distintos canales y empresas de TV y públicamente, lo que produjo la inmediata solidaridad de los trabajadores del gremio así como de otros sindicatos –Aceiteros, SiPreBA, estatales, entre otros- de organismos de derechos humanos y antirrepresivos –Madres, Abuelas, Correpi- y de otros trabajadores/as en conflictos –Conicet, Canale, Ministerio de Economía-. Esta campaña fue central para que el sindicato se vea presionado para movilizar y hacerse cargo del conflicto.

En Ideas del Sur y en Non Stop aún no se respondió la avanzada sobre los puestos de trabajo con acciones gremiales. En ESPN, las 4 reincorporaciones son fruto de la lucha, de la difusión del conflicto, de las movilizaciones al Ministerio de Trabajo y a las dos bases de la empresa y de las asambleas de trabajadores. No fue en los pasillos ministeriales donde se conquistó sostener cuatro puestos de trabajo sino mostrando fortaleza ante la empresa con medidas de acción directa.

Por su parte, la conducción del sindicato trata de cerrar el conflicto lo más rápido posible ante la primera propuesta de la empresa, en lugar de profundizar la lucha por la reincorporación de los restantes. De esta manera, también la patronal pretende avanzar con una política aleccionadora frente a quienes resisten la flexibilización en ESPN: se sienta un precedente peligrosísimo que fortalece a cualquier patronal que ataque abiertamente a los trabajadores.

Las cuatro reinstalaciones son importantes y hay que aceptarlas, pero a su vez hay que continuar la lucha por el resto de los trabajadores despedidos. El conflicto de ESPN no está cerrado y el único camino sigue siendo la lucha.