mujeres

“En un mundo de gusanos capitalistas, hay que tener coraje para ser mariposa”

Lohana Berkins

El pasado 8 de marzo, en una intensa jornada de lucha, trabajadoras y trabajadores levantamos una vez más las banderas de aquellas mujeres socialistas que a principios del siglo XX proclamaron este día en conmemoración de las 146 trabajadoras que dieron sus vidas por mejores condiciones laborales, asesinadas hace ya 159 años en Nueva York.

Hoy más que nunca salimos a las calles contra el ajuste, los despidos y la precarización del trabajo y de la vida, salimos a denunciar en unidad y en las calles, el violento ajuste que la derecha está imponiendo sobre el cuerpo de las mujeres.

Sabemos que en la actualidad se vuelve urgente dar batalla por la defensa de nuestras reivindicaciones más mínimas como trabajo digno, enfrentar el ajuste, los despidos y la pobreza. Sin embargo es indispensable que cada paso esté marcado por nuestro horizonte mayor: el socialismo sin patriarcado, la eliminación del machismo que nos domina.

 

Mujer escucha, únete a la lucha:

Nuestra lucha no comienza ahora, estamos marcadas por más de un siglo de organización en contra de la feroz explotación de nuestros cuerpos, marcado por cientos de mujeres asesinadas por exigir mejores condiciones laborales y por miles que fueron (y aún son) asesinadas por promover la organización del pueblo, por oponerse a las expresiones del machismo, al poder político dominante y a los Estados patriarcales que representan a los que acrecientan sus riquezas, a costa de nuestra fuerza.

Es en este marco, de sistema capitalista y patriarcal donde quedan evidenciados los diversos tipos de violencias que sufrimos las mujeres, no sólo en las relaciones de pareja, sino también a nivel económico y laboral.

Somos las mujeres quienes ocupamos la mayoría de los puestos de trabajo de limpieza, siendo este un sector particularmente relegado en materia de derechos laborales. También somos las que cobramos menor salario que los varones, sea en el sector de la educación, la salud, en dependencias del Estado o dentro del sector privado. A su vez se nos excluye de las categorías más calificadas por el solo hecho de ser mujeres. A esto se le suma el acoso sexual y la extorsión constante que tenemos que soportar para no perder nuestros trabajos.

Pero no solo nos vemos condenadas a trabajar en condiciones más precarias que los hombres; también se nos obliga a sostener una doble jornada laboral. A diario sostenemos una segunda jornada de trabajo, invisibilizada, en nuestros hogares, al encargarnos de las tareas cotidianas como la crianza de nuestrxs niñxs, la limpieza, los quehaceres domésticos y la alimentación de nuestra familia. Una enorme cantidad de trabajo no pago que se traduce en una gigantesca suma de dinero que se ahorran las empresas y el Estado.

Incluso en los hogares más pobres, somos las mujeres que solas nos hacemos cargo de sostener económicamente a la familia. Ni siquiera contamos con un sistema público de jardines materno-paternales que nos permita trabajar o estudiar a la vez que criamos a nuestros hijxs.

 

Contra el ajuste, los despidos y la precarización:

Los cambios en el panorama político nacional, con la asunción del gobierno de Mauricio Macri, se traducen en claros ejemplos de violencia institucional y económica que nos golpean particularmente a las mujeres y colectivos LGTTBI: la quita de programas de ayuda para recién nacidos, el cierre de programas para la atención a víctimas de violencia sexual, los despidos en el programa nacional de salud sexual y procreación responsable y en el INADI. Son estas las políticas de un gobierno expresamente patriarcal, que no solo atenta contra la atención y promoción de derechos de las mujeres y el colectivo LGTTBI (sobre todo de los sectores más pobres de nuestro pueblo), sino también reproduce discursos machistas y misóginos.

Es indispensable que ante la miseria, la opresión y la explotación organicemos nuestras luchas, para enfrentar los abusos y la criminalización de nuestros cuerpos.

¡Por los derechos de las mujeres trabajadoras!

  • Basta de precarización laboral. No al techo a las paritarias. Por un salario acorde a la canasta familiar. Jardines materno-paternales en todos los lugares de trabajo y de estudio. Cupo laboral trans.
  • Aborto legal seguro y gratuito. Contra todo tipo de violencias, basta de trata y explotación sexual.
  • Justicia por Diana Sacayan y Berta Caceres.
  • Basta de Feminicidios y trasvesticidios. Diana Sacayan Presente! Hoy y siempre!